Enseñar respeto a los niños

El RESPETO, un valor indispensable

 Los progenitores tienen un papel muy importante en la formación de los pequeños, como por ejemplo en cuanto al respeto se refiere. Se trata de un valor esencial para la formación de cualquier individuo. Aunque no es fácil, se puede enseñar de una forma efectiva.

Como mamás y papás, hay que dar siempre ejemplos. Sabemos que los niños suelen aprender a través de la imitación y sus principales referencias son aquellas personas más cercanas a ellos. Si quien está con ellos en todo momento se comporta con respeto y educación, es algo que los pequeños verán como algo normal y lo imitarán.

También es ideal mostrarles en qué consiste el respeto, enseñándoles con ejemplos del día a día y comentándoles la importancia que tiene respetar no solo a los profesores en el colegio sino a todos sus compañeros, independientemente de si son niñas o niños, están gorditos, usan gafas, brackets, etc.

Hay que aconsejarles que no señalen a las personas que les parezcan extrañas, a que no se rían de aquellas personas que son diferentes y que nunca juzguen a nadie por su aspecto. Es necesario hacerles saber que ese comportamiento no es correcto. Son cosas muy sencillas, pero de gran importancia para el desarrollo personal de cada uno.