Errores de adultos con los deberes de los hijos

Los deberes son parte imprescindible de los niños en su etapa de formación académica. En nuestro colegio concertado en Linares los deberes cumplen la función de reforzar lo que se ha aprendido durante la clase y que sean más efectivas las lecciones y los niños puedan aprender mejor la materia. El error llega cuando los padres deciden tomar cartas en el asunto ayudando a los niños a hacer los deberes o tomando decisiones.

 Deberes de los niños y errores de los adultos

 Nadie dice que no sea mala idea ayudar a nuestros hijos con los deberes, pero eso es, ayudarles, no hacérselos. Lo que se pretende es que aprendan a hacerlos por sí mismos no gracias a la ayuda de los progenitores.


Uno de los errores más comunes es dejar que los niños hagan los deberes en cualquier sitio, como por ejemplo en la cocina mientras se hace la cena. Lo correcto es que lo hagan en su habitación, en un ambiente tranquilo y sin entretenimientos como música, televisión, ordenador o teléfono móvil.


Dejar que hagan los deberes cuando quieran puede ser otro error. Está bien que los niños aprendan a administrar su tiempo, pero también que tengan responsabilidades. Por ello, lo recomendable es que siempre hagan los deberes a la misma hora, estableciendo rutinas que al final el niño asumirá como normales y le costará menos hacer sus tareas.


Nunca hay que “castigar” a los niños con hacer los deberes. Los deberes no pueden ser nunca un castigo sino una forma de que los niños aprendan poco a poco. Lo que no se puede hacer es que el niño asuma que las tareas del colegio no son buenas.